La serie Sex Education se encuentra en el 3er lugar de programas de TV más vistos en el último año; y claro, esto se debe a la historia original que aborda y sus personajes divertidos. Pero, sí reflexionamos un poco más, en realidad es el resultado de combinar entretenimiento con educación, pero no de cualquier tema, sino de uno que en la actualidad sigue siendo un tabú: el sexo.

Si bien, durante la pandemia por Covid19, todos hemos consumido más productos audiovisuales, no es casualidad que esta serie tenga más de 40 millones de reproducciones y actualmente se encuentra rodando la temporada cuatro, algo que hoy en día pasa cada vez menos.

Por ello, en Platanomelón nos dimos a la tarea de reconocer el aprendizaje que nos dejó esta serie, y, ¿por qué no?, averiguar cuál ha sido el secreto de su erótico éxito.

1.   Nos falta educación sexual

¿Por qué el sexo sigue siendo tabú en las aulas y en casa si, al final, todo el mundo lo practica? Si algo aprendimos al ver Sex Education es que entre más desconocemos algo, más mitos y pánico tendremos sobre él.

La educación sexual es tan necesaria como el resto de los temas que abordamos en la escuela. Si reflexionamos un poco, no tener una vida sexual saludable puede llegar a causar traumas, inseguridades y problemas en las relaciones personales.

Lección 1: exige educación sexual, y si la montaña no va a Mahoma, Mahoma irá a la montaña. Vista sitios en donde puedes encontrar información respaldada y confiable como en la Eroteca de Platanomelón.

2.   Hay muchos modos de ser

Esta serie tiene personajes tan diversos como las siglas de la comunidad LGBTQ+, en cada historia conocemos los gustos y personalidad de chicxs que no se identifican con los estándares, y que desafortunadamente esto los atormenta.

Sex Education nos mostró, y ayudó a entender, que en la vida existe más de una forma de ser y que la heteronormatividad dejó de funcionar desde el momento en que una sola persona se sintió discriminada.

Lección 2: conoce y acepta la diversidad.

3.   No más estereotipos sexistas

Que un hombre se vea grande y fuerte no significa que no pueda llorar o abrazar a sus amigos, que una mujer utilice escotes, no significa que quiera provocar a las personas a su alrededor.

Durante los episodios de esta serie conocimos a Otis, un chico heterosexual y Eric un chico homosexual, ambos tienen una de las amistades más fuertes y duraderas de la serie, esto no significa nada más allá de lo que vemos: dos personas, sin importar su preferencia sexual, que son amigos, se apoyan y quieren; y lo más importante, no temen demostrarlo.

Lección 3: love is love

4.   El sexo no se trata solo de penetración

El personaje de Lily es uno de los más particulares, pero de los que más aprendemos. Una escena de gran valor es cuando intenta tener relaciones sexuales con Ola, pero no logran hacer lo convencional ya que Lily sufre de vaginismo, así que optan por la masturbación, pero en compañía.

Esta es una gran lección sobre la eliminación del coitocentrismo. Una vez más afirmamos que la penetración no es el centro del sexo. 

Lección 4: el sexo solo debe ser consensuado, el resto no está escrito.  

5.   Relaciones sexuales deben ser divertidas, pero sobre todo sanas

Además del interés por aprender sobre sexualidad, también podemos observar en Sex Education una gran necesidad por encontrar el amor y la compañía ideal, pero recuerda que estas deben ser basadas en el respeto, ya que es un aspecto primordial en la materia de educación sexual.

Para tener una relación sana es importante hablar y escuchar a la otra persona y no callar nuestras emociones, evita actuar como Maeve y no guardes mucho tiempo tus sentimientos. 

Lección 5: Nadie puede adivinar lo que hay en tu mente.

Recuerda que la autoestima sexual, las relaciones igualitarias y el respeto son hábitos que se construyen con una correcta educación sexual. La próxima vez que estés en pánico porque no sabes algo en materia sexual, respira y pregúntale a Platanomelón, que cuenta con un equipo de sexólogas que te ayudarán a resolver tus dudas y sobre todo a disfrutar.